Uno de los problemas ambientales propios del crecimiento y la expansión de las poblaciones de manera desordenada es la impermeabilización del suelo y con ello la alteración de las características naturales del terreno, el aumento de la temperatura, el deterioro de la calidad…