La educación ambiental es un proceso de enseñanza y aprendizaje que busca concientizar a las comunidades sobre la importancia de cuidar y proteger el ambiente y sus recursos naturales, promoviendo la compresión de los problemas ambientales y ofreciendo soluciones que fomenten la adopción de comportamientos sostenibles que contribuyen a la conservación de nuestro entorno.

En este camino hacia la preservación del ambiente y la gestión responsable de los recursos naturales, es crucial reconocer la importancia de la educación ambiental en los servicios públicos de acueducto, alcantarillado y aseo. Estos servicios esenciales para el desarrollo de las sociedades modernas, la salud pública y el cuidado de las fuentes hídricas y entornos naturales, necesita un compromiso fundamental de sus usuarios, quienes desempeñan un papel crucial en su sostenibilidad.

Entre los aspectos relevantes de la educación ambiental en los servicios públicos de agua, alcantarillado y aseo se encuentran:

Concientización sobre el ciclo del agua: en este aspecto se busca que los usuarios entiendan de dónde proviene el agua que sale de sus grifos/llaves, cómo se trata, y qué sucede con ella después de su uso. Esta comprensión básica es esencial para fomentar un uso responsable del recurso hídrico y evitar su desperdicio.

Uso Eficiente del Agua: La educación ambiental enseña a las personas cómo utilizar el agua de manera más eficiente en sus hogares y lugares de trabajo. Esto puede incluir consejos sobre la reparación de fugas, la instalación de dispositivos de ahorro de agua y prácticas de uso responsable.

Prevención de la Contaminación: Informar y sensibilizar a las personas sobre los peligros de arrojar productos químicos nocivos o desechos sólidos en el alcantarillado, ayuda a prevenir la contaminación de fuentes de agua y permite a los sistemas de tratamiento de aguas residuales funcionar adecuadamente. Igualmente, la no adecuada disposición de los residuos sólidos puede ocasionar problemas a la salud pública y daños al ambiente.

Sostenibilidad: La educación ambiental tiene beneficios inmediatos y contribuye a la sostenibilidad a largo plazo de los servicios de agua potable, alcantarillado y aseo. Cuando las personas están informadas sobre la importancia de estos servicios y los desafíos ambientales que enfrentan, es más probable que aporten para que estos funcionen adecuadamente, participen y apoyen proyectos que aseguren la disponibilidad continua de agua potable, la gestión adecuada de aguas residuales y los residuos sólidos.

En Conhydra reconocemos la importancia de la educación ambiental y su papel esencial en la promoción de un uso responsable del agua, la protección de los recursos hídricos y la sostenibilidad de los servicios públicos de agua y saneamiento, empoderando tanto a usuarios, como comunidad aledaña sobre su rol activo en la adquisición de prácticas sostenibles.